Entradas

Mostrando entradas de 2010

Gracias

Sabes que nunca pedí un palacio lujoso,
anhelaba el lujo de un simple espacio contigo.
Viajar por el mundo no me hacía suspirar,
pero si poder terminar el viaje juntos en este y el otro mundo.
Fundir mis sueños y esperanzas en tratar de ser un
alguien más, parecía la única salida de esa causa perdida.
Hoy te agradezco desde el fondo de este corazón que un
día dejaste tirado en la puerta de la casa, junto a la mitad
de mi vida, porque pude recogerlo y revivirlo para pegarlo
a mis sueños y esperanzas en una simple yo y no en un
alguien que nunca fui y nunca seria.
Hoy no tengo mucho que decir, y si siempre digo algo.
Hoy quiero guardar silencio, y si casi no lo hago.
Hoy necesito que sepas que sigo siendo yo, y si lo seré siempre.

cosas que pasan

Memorias estáticas que necesitan ser despertadas.

Auroras boreales que buscan su alma gemela.

Besos enredados que desean acomodarse en labios.

Lunas frágiles llorando por reflejos de estrellas.

Esperanzas risibles y mudas que se vuelven eternas.

Amores valientes que solo necesitaban un mismo espacio.

magia permanente

Un día extravié la esperanza tibia y azul,
esa que guardaba en la bolsa del corazón,
solo quedo la forma circular de su sombra.

Una media noche de enero, la oscuridad
contenida en partículas de frío me arrancó
porciones de vida pasada, presente y futura.

Una media mañana soleada de medio año,
la misma magia tangible de varios años atrás,
te devolvió a mi vida, a mi corazón y a mi esperanza.
Agrega un poco más de ti en mi vida y podría enamorarme
sin salida.
Déjame un beso tibio cada mañana en la ventana y mi corazón
nunca se detendría.
Pega dos o tres palabras de tu boca por las tardes sobre mi frente
y mi alma enloquecería.
Pinta mi cuerpo con el tuyo despacio cada noche y mi vida se cruzaría
permanentemente en tu camino.
Hace un buen tiempo le di la espalda a la cordura,
el viento ahora se encarga de mis pensamientos,
la magia en persona se vuelve luz en mis ojos,
hoy encontré otra obsidiana para aquel frasco,
el sonido acuoso del mar esta en mis venas, ya
no necesito los oídos, solo el pedacito de impulso
que robe de la noche intensa hace ya muchos días.

Besame

Besame, besame despacio como una gota de agua dulce y tibia,
que se resbala por la madera antigua, va lenta, dejando un poco
de su esencia, las moléculas se mezclan, bailan, se complementan,
se sorprenden, se ríen.

Besame, besame con fuerza delicada, como una ola fria salada del
mar activo, que lleva impulso imparable, golpea, sacude, impregna
su energía en el cuerpo, pero su espuma es suave, delicada, dulce,
acariciante, reconfortante.

Besame, besame como en tus sueños, besame como el primer beso,
besame como aquel beso que nunca nos dimos hace muchos años,
besame con tu alma, besame sin tregua, besame con todos los besos
que has inventado cada noche para mi.
Me pregunto esta madrugada nuevamente
si el frío que se cuela entre mis sábanas es
enviado por mis miedos.
Miedos invocados por el tiempo que se
evapora ferozmente entre nuestros cuerpos,
que se mezclan con partículas sonoras de
nuestros sentimientos.
Mi corazón hoy es un péndulo; avanzando con
ganas de regresar, regresando con ganas de avanzar.
Mis letras y tu voz son una fusión paliativa, hoy
no tuve ninguna de las dos.
Mi corazón late en cuenta regresiva.

palabras

Palabras sueltas visitando mis venas,
palabras saltarinas en mis neuronas,
palabras inertes pegadas a mis huesos,
palabras ardientes soplando en mi corazón,
palabras coloridas guardadas en mis oídos,
palabras oscuras perdidas en mi cuerpo y
palabras burbujeantes que flotan sin ser
tocadas.

tiempo

La circunferencia del tiempo aplasta los
pasados cortantes y revive la mágia de
los pasados sorprendentes.
Un puñado de minutos a tu lado, hacen
que el tiempo quiera ser libre.
Hacen que mi corazón quiera ser tiempo,
que mi cuerpo quiera inventar palabras
y que mi alma pueda creer una vez más
en lo eterno.

caja

Los ojos se quedan cerrados otra vez y el sueño se
escapa al aire, junto a la insistencia de algunas palabras
que nunca se cocinaron dentro de una pregunta o frase cruda.

Los sueños atormentan al sueño nuevamente y los sonidos se
atoran entre los rizos de los cabellos, la mente ya no es suficiente
para albergar los pensamientos volátiles y densos que eclosionan.

Las manos tratan de ayudar a los ojos, a los sueños, los sonidos,
los pensamientos y los cabellos. Buscan una pequeña caja café para
depositar por un tiempo todo eso que ya no se quiere adentro.
Hace un par de días cuando entro un pequeño rayo de luz

por la ventana, sin abrir los ojos di una mirada al momento,

mis días son como nubes blancas espléndidas y otros como

nubes grises fantasmales. Me hizo cosquillas reconocer que

ese día era de nubes blancas. No quise abrir los ojos, algunas

veces así se ve mejor.

luna

Se escondió detrás del brillo de la luna
buscaba que se le impregnara un poco
de su majestuosidad, quería descubrir
el secreto de la irradiación de su belleza,
necesitaba comprobar la magia inspiradora
de este ser del cielo.

Ella se preguntaba como este ser reflectivo,
puede tomar varias formas siendo la misma
escencia, como ha podido impactar a los siglos,
seducir millones de almas, consolar millares
de corazones a través del tiempo, confundir,
guiar, transformar e influir siendo tan inerte.

Todas las maravillas de la luna son ciertas,
como el hecho de que la luna siempre ha
estado maravillosamente sola como ella.

esta noche

Esta noche no voy a pedir que no te vayas,
esta noche solo quiero que me dejes algo:


Tus besos insistentes que desprenden
un poco de mi en cada roce de labios.


Tu mirada incendiaria que se pega a mis ojos
cuando ni un solo milímetro separa mi cuerpo
del tuyo.


La vibración liquida de mis labios que provocan las
sorpresas de tus manos.


La respiración de fuego de tu boca que empieza en
mi cuello, recorre mi espalda y se evapora en mi
cintura.


Esta noche no voy a pedirte que no te vayas.

Se levanto el silencio dormido y habito varios días en
mi ventana, cubrió lentamente mi habitación y se pego
fuertemente a las puertas como barniz marino.

Buscaba refugio, estaba cansado de no ser admitido en
los espacios populares, en las mentes maquinadoras, en
los cuerpos famosos y en los bocas insaciables de sonidos.

Lo tuve de frente, acariciaba mis labios suavemente, me
envolvía y cautivaba con su presencia seductora todo mi
cuerpo, mi alma, mi mente, mi tiempo y mi espacio presente.

helado de chocolate

El final siempre ha estado tan latente, animado y creciente.
Me convertiste en una niña con su helado de chocolate, yo decidí
probarlo y comérmelo todo, sabiendo que igual se terminaría.
Puedo sentir miedo, aquel miedo conocido de los finales anunciados,
pero hoy no le temo al miedo, no le temo al vació, no le temo al
fondo ni al silencio, no por valentía sino por reincidencia.
Estuve en un final interminable y cortante, en un vacío eterno y
succionante, choque con un fondo abismal y con el más oscuro de
los silencios.
Por eso disfrutaré de lo que queda de mi helado de chocolate.

vicio

Hoy te vi, mis pupilas se emocionan y flotan.
Flotan en este aire transparente y tan viciado.
Viciado como mi cuerpo que grita por tus manos.
Tus manos detonantes de mis sonidos y silencios,
Silencios incorporados a mi voz para que las
palabras de mi cuerpo se puedan escuchar.

Marcas

La respuesta esta aquí, adentro.
Adentro de mi corazón que arde.
Arde y me quema cuando te veo.
Te veo, te escucho, te siento, vuelo.
Vuelo con el sonido de tu voz que
toca mi alma y con las caricias de
tus manos que marcan pacientemente
los caminos de mi cuerpo.
Ayer me di cuenta de nuevo que mi corazón
sigue en su lugar, que los sistoles y diástoles
bailan al ritmo seductor de tu mirada brillante,
volví a sentir la fuerza de mi sangre que circula
y toca cada centímetro de mi cuerpo como lo hacen
tus manos. Me di cuenta que la temperatura de
mi ser se eleva al mismo tiempo que el calor de
tus labios y que cada uno de tus besos refrescan
mi alma como lo hace diariamente el rocío en
los bosques. Y nuevamente comprobé que no
tengo más palabras que decir entre tus brazos.

un corazón

Es increíble lo que la brisa de un chorro de agua fría
puede hacer en un corazón con varias capas finas secas,
las que fueron provocadas por el sol traicionero que lo
iluminaba en las mañanas y por las tardes lo entibiaba,
pero lo quemaba los mediodías de domingo sin piedad.

Un par de gotas de la brisa fría se aventuran a colocarse
sobre la superficie hidratando pequeños espacios en forma
asimétrica, en alguna de esas capas se va descubriendo por
un momento el color real de aquel corazón que algún día fue
fuerte, vibrante, viviente y blando.

Ahora sus latidos son casi espectrales, casi inaudibles,
recorre los espacios uno a uno, tratando de evitar al sol,
tratando de evitar la luna, tratando de evitar el viento,
pero buscando una brisa fría nocturna para hidratarse,
sin olvidar que siempre todo ha sido y es transitorio.

mínima

Hoy me siento tan mínima en este todo,
quisiera estirar mi mano y arrancar un par
de estrellas azules para conservarlas en una
pecera en mi habitación.

Porque la oscuridad de los días que pasan sin
permiso en mi vida me están lastimando, me
marcan con silencio en mi piel, en mis huesos.

Tengo mucho miedo de sentir miedo en las
tardes y medios días soleados, de buscar lunas
en las calles llenas de gente mezclada con aire.

Necesito llorar tan fuerte y profundo como la
profundidad de aquella laguna que recuerdo
con emoción, pero lo que no recuerdo es como
hacer para llorar, para deshidratar el sentir
cortante, perenne como gotera de agua helada.

Quiero llorar hasta sentirlo en la sangre, aunque
tenga que ser juzgada por ello, quiero sentirme
tan derrotada, sabiendo que no soy perdedora.

Hoy es uno de esos días en los que necesito
borrar la sonrisa perfecta de mi rostro y descansar
a la sombra de una noche cruel y vacía.

Tengo miedo de acostumbrarme y temerle al mismo
tiempo a mi soledad conocida y a la desc…

sin sentido

Algunas tardes me pregunto
porque seguir construyendo preguntas
si cuando las respuestas tratan desesperadas
por salir a flote algunabala perdida de las circunstancias
con pericia les acierta en medio delcorazón y mueren.

Sin haber entregado alguna luz de su esencia,
es una cacería brutal y cruel.

Tengo miedo de que nunca conozca o
ni si quieravea la silueta ambigua de una respuesta huidiza
y me quede con el montónde preguntas acumuladas
como hojas secas en la jardinera de mi patio.

si, tienes razón cada día me convierto más en mi,
el miedo que sentía por ser yo contigo se esfumo,
quedan aún espacios manchados por las sombras.

si, hay algunas piezas coloridas y rebeldes de ti en mi,
el miedo que sentía por perderte se evaporo,
quedan algunos rincones de mi alma que debes desalojar.


hay dias

Hay días en que mi vida se siente como
uno de esas noches burlonas en las que
la oscuridad te arrebata el sueño y lo
rebota por la habitación semi vacía.

Hay otros días en que mi vida tiene ese
sabor rancio, sabe a chocolate vencido, a un
poco de crueldad enlatada, a dulces ácidos.

media noche

Me levante a media noche y recordé tu sonido,
me senté en la orilla de la cama tibia la que me
invitaba a regresar, pero tuve que rechazar su
invitación.

Busque el vaso plástico azul con agua, mi garganta
estaba seca y desesperada, pensé que el agua podría
calmar una de esas dos incomodidades.

Sentí la absurda necesidad de escucharte, era absurda
porque la sentía en mi garganta, comprobé que la
desesperación era por pronunciar suavemente tu
nombre.

A penas logre pararme por el frío cortante de la media
noche de invierno, mis pies descalzos se deslizaron en
el piso cerámico grisáceo, camine unos cuantos pasos
hacia la ventana, corrí la cortina con miedo, aún no sé
bien a que; se me ocurre una lista interminable de
razones, y al abrirla pensé que era el momento justo
para llorar en forma incontrolable.

Pero mientras veía el bosque dormido, fresco, vivo, quieto,
cubierto por la neblina flotante, ni una sola lágrima fría
quiso acompañarme esa media noche de lunes.

elementos

Con tus abrazos me vuelvo aire.
Con tus besos me vuelvo agua.
Con tus caricias me vuelvo fuego.
Con tu despedida me vuelvo tierra.
Vi tus ojos sin promesas para los mios,

pero con una chispa reconfortante de

silencio, se siente como un abrazo de

madrugada luego de una semana de

días gélidos y grises.

quiero llorar

Quiero llorar porque me da la gana llorar esta noche,
quiero gritar tu nombre porque quiero oírlo fuerte,
voy a contar una y otra vez las estrellas de aquella noche.

Voy a escribir con un lapicero bic hasta que se quede
sin tinta,
quiero buscar un chicle bubble yum de menta y masticarlo
hasta que me duela la mandíbula.

Quiero tomarme una copa de vino tinto acompañada de
tu ausencia, de tu recuerdo, de aquel primer beso que se
quedo grabado en las neuronas de mi cerebro y de aquel
abrazo que me deja sin aliento, que lo guardo en mi gaveta.

Voy a jugar a ser más yo y revivir lo que tú significas, para
inyectarme un poco más de mi en cada bocanada de oxigeno,
en cada sorbo lento de vida vivida y perfumada.

Pero antes, quiero llorar porque me da la gana llorar esta noche.

Hoy

varios días con historias se escriben en medio de
nosotros, hay mucho aire que vuela furioso y
apacible entre mi cuerpo y el tuyo, hoy muchos
minutos importantes y efímeros que surcan el
tiempo lo hacen sin nosotros en ellos.

hoy no sé si pueda ser tan fuerte como el sol que
ilumina los días sin tus besos o tan constante como
la luna que permanece en las noches sin tu voz y tu
presencia.

como quisiera haber aprendido cuanto es poco,
cuando es cruel, cuando es injusto, cuando duele,
cuando se pierde, cuando es que la vía se volvió
en un solo sentido.

hoy realmente no se si voy o vengo, no quiero abrir
la brújula antigua que guardo en mi gaveta, no quiero
pinchar la burbuja de esperanza pero tampoco sé si
la conservaré.

desengavetado numero uno

Ahí estaba yo, sentada en la orilla de mi vida
aún no estoy arriba, pero ya no sigo tan abajo.

El viento tibio de un atardecer continuo golpea
mi rostro, acaricia los rizos de mi cabello y se
lleva de a pocos mi tiempo pasado escondido en
algún lugar de mi cuerpo.

Extiendo mi mano derecha hacia el viento tibio
y suelto los últimos pétalos secos que conserve en
mi mente por un tiempo largo, cada uno de los pétalos
se lleva un poco de dolor gaseoso.

El dolor algunas veces solo cambia de estado, hace
días que ya para mi no es líquido, ya no es sólido, pero
hay una parte que aún flota sobre mi vida, algunas veces
se cuela en las ventanas de mi alma y por debajo de la
puerta fuertemente cerrada de mi corazón.

Noche

Esta noche tuve el impulso fallido de buscarte en mi sueño,
mi sueño corría más rápido que la noche, que la luna,
se escurría entre las estrellas, el cielo y oscuros silencios.

Esta noche quise llamarte con mis sueños necios pero inertes,
mi voz corría más rápido que mis palabras y mi sensatez,
se impregnaba en el silencio luchando por no dibujar tu nombre.

Esta noche mi sueño y mi voz extrañan extrañarte en silencio.

mientras

Tú llegaste mientras dormía,
me amaste mientras soñaba.

Tú viviste mientras moría,
me minimizaste mientras corría.

Te alejaste mientras despertaba,
me etiquetaste mientras revivía.

Te devaneciste mientras lloraba,
me liberaste cuando fuiste libre.

cercanía

La cercanía suave de tu voz
el trote seguro de tus besos
las caricias memorables en mi
alma y los minutos olimpicos
en nuestro tiempo, convierten
las cotidianidades en aventuras.

cualquier cosa

Mis dedos escriben por horas
de cualquier cosa, sería un poco
de mucho o mucho de nada.

Algunas veces las palabras me
salvan; otras veces las letras me
miran acusándome de quererlas
sin entenderlas.

La mayoría de las veces un "algo"
me impulsa a gritar o callar con las
letras, a colgarme de una palabra.

A sentirme menos cruel por atentar
en contra de las puntuaciones, a
sentirme menos sola con las frases
llenas de palabras vibrantes, a ser
un poco más de yo, mientras dejo
algo de mi en cada intento de escribir.



sueños

Desde esa ventana rectangular con un balcón blanco oxidado,
ella veía como saltaban las gotas amorfas liquidas, imaginando
colores infinitos que hicieran juego con sus sueños monocromáticos.

Aquellos sueños que había acomodado un domingo por la tarde en
orden alfabético en una vieja caja marrón de madera de pino curado.

Esa particular caja marrón tenía una candado pequeño plateado con
clave de números y letras, ella tenía memoria de las formas lineales,
pero no de la intención de la cantidad numeral o palabra hilvanada.

Decidió esa noche de lluvia necesaria e imaginaria, iniciar una nueva
colección de sueños reciclados, que ahora fabricaba a partir de una
combinación multicolor procurando que hicieran juego sobre lo natural.

más

Soñé con un sueño ya soñado.
Viví una vida ya vivida.
Ame un amor amado.
Pronuncié palabras ya habladas.

Y descubrí que hay demasiado por
descubrir, más sueños, más amor,
más vidas y muchas más letras.

Frio

Si ese día no me hubiera sabido a noche.
Si mis amaneceres no hubieran estado cabalgados
por ocasos.
Si mi corazón no hubiera estado flotando en un
iceberg o mi universo no hubiera necesitado ser
salvado.
Y si tus labios no se hubieran lanzado en busca de
los mios, nunca te hubiera reconocido.

belleza

Esta mañana nublada al salir a la puerta de mi patio,
una mariposa completamente blanca se choco contra
mi nariz, eso me recordó la simplicidad de la belleza.

Lejos

Te lance lejos, lo más lejos que pude
de mi vida, pero eres un boomerang
certero involuntario.

Buscando

Se paro enfrente de ella, firme
buscando el interior de sus ojos
chispeantes color café.

Sus gestos marcados y rítmicos
acompañaban la sonrisa indómita
de su alma.

La observo por varios minutos
con mirada desafiante y cortante,
analizo la dilatación de sus pupilas
mientras imaginaba lo que podrían
estar reflejando y escondiendo.

Con voz suave y categórica le dijo:
"desearía ser como tu, pero mejorada"

Luego limpio el espejo que tenia enfrente.

Historia

Hoy hice un reconocimiento mental del campo de
batalla de nuestra caduca historia.
El recuento de los daños es considerable, el número
de bajas se ha estancado, mientras el tiempo pase
o nosotros pasemos por él, todo se volverá como
un fotografía en sephia mal tomada y desenfocada.
Pero el galardón que tu y yo compartimos, supera
nuestra inteligencia, nuestros sueños, estupideces
e incensateses, es un privilegio que día con día me
inspira a dar gracias por la gran ocurrencia de haber
empezado ese medio día una historia compartida.

Acostumbrada

No pude recordar el aroma de tus besos, ni el sabor
de tus labios.
No tengo registro de la intensidad de tus abrazos,
o del calor de tus manos.
No recuerdo la conexión de tu mirada, ni el olor de
tu piel solo el de tu loción cítrica natural.
Sin embargo esta tarde me reía como toda una loca
recordando las frases incoheremente graciosas o
las palabras tan tuyas que me provocan cosquillas,
extrañe las ocurrencias disparatadas a las que me
tenias acostumbrada.
Hoy extraño que mis pulmones rían de emoción mientras el aire oxigenado da remolinos en su interior, extraño que mi alma atrape destellos de luz verdosa de los bosques apacibles y que mi piel absorba diminutas gotas de agua transparente de las feroces corrientes de las fuentes que nacen de la boca de mi tierra. Mis ojos anhelan calcar en mi corazón la circunferencia de la luna y el lienzo negriazul con estrellas que atraviesan el tiempo.
[ necesito alejar mi ser de la ciudad ]

Despertó

Cuando ella despertó de su pseudo vida
las pesadillas con alas gigantescas volaban
en su alcoba.

Los sueños ahogados en tinta indeleble
soltaron un par de burbujas azules sin
vida.

Se agitaban eufóricos los dramas crueles con
dagas, salpicando sus pies agrietados y sus
huesos taladrados finamente hasta los tuétanos.

El limite del dolor corpóreo y emocional había
desaparecido, dando paso a niveles desconocidos
de mixturas de dolor con aire respirable.

Pero repito: " despertó".

Pino sin nombre

Hoy vi tu nombre en un sobre manila de papel reciclado,
no de los que son de color beige claro, sino de esos que
son color café madera.

Pudo ser que las letras, el papel o el color me hicieran
recordar la corteza gastada del pino alto, viejo y vertical.

Ese pino que tenía una historia oculta en cada anillo que
sentí con mi mano extendida el día en que lo cortaron con
esa motosierra estridente oxidada, vieja y gastada.

Cuando los cimientos de la casa que habitamos llego a
invadir la tierra rica en barro, ese mismo árbol que nunca
nombramos, pero que hoy me arrepiento de no poder llamarlo
con un nombre propio; y solo recurro al genérico de "pino", nos
llevaba miles de días, millones de minutos de ventaja en
el tiempo y espacio.

Parecía que el pino sin nombre era eterno, imponente en
altura, veía al sol antes que los demás arboles, las gotas se
depositaban en sus ramas, como bailarinas primogénitas de
la lluvia, el verde brillante impactaba la vista y alegraba el alma.

Un día aún sien…

Soy

Soy la heroína iónica de la historia, que se llama "vida".
Soy la pequeña niña del cuento, que quise llamar "vida".
Soy la guerrera con antorcha de la guerra, que todavía
se llama "vida".
Soy la mujer amante del amor etéreo que flota en lo que
hoy quise llamar "vida"
Soy la magia femenina que recoge y encapsula sutilmente
los recuerdos llamados "vida".
Soy la cápsula que mantiene oxigenados los eternos recuerdos
luminiscentes de algo que podría llamarse "vida".

En un sillón verde

Sentados en el sillón verde escuchando la copiosa lluvia de un cielo entusiasmado
colocando con precisión las gotas diáfanas sobre cada hoja del majestuoso encino.

Sentía como flotaba tu aroma por la sala, note como se pegaba en mi piel entibiándola
como frazada recién lavada y secada al sol de verano.

Tus dedos revolviendo y delineando hábilmente cada rizo de mi cabello que se acomoda
sobre tu pecho como almohada vieja mañanera.

Me surgió la esperanza turbia:

que la lluvia no dejara de sonar
que el encino no dejara de crecer
que el sillón verde no dejara de existir
y que tu aroma se pegara perpetuamente sobre todo mi ser.

cronómetro

Con mi dedo índice palpe suave y lentamente
cada trazo curvo de mi recuerdo aromatizado
al ritmo orgullo de tus besos vibrantes de día.

Hoy vi las partículas temerarias de los momentos
pasados que eslabonaron una autopista sin peaje
para nuestro viaje.

Guardando ferozmente el secreto del minuto preciso
de la intersección de nuestra vida, y es posible que
tengan el cronómetro que marca ese viaje.

por un pasado

Descompuse los momentos estacionarios
en las rendijas de mi mente.

Conjugue algunos verbos terrenos en mi
boca.

Mis labios aprisionaron fuertemente
las letras ociosas.

Mis manos sostenían las iniciales de tu nombre
en sephia y me di cuenta que era un montón
de nada que fue un montón de todo.

Amanecer

Hoy desperté abrazada a tu recuerdo fresco,
recién salido de nuestros minutos intensos.

Los besos compartidos aún resuenan en el
interior de mi boca y corren en mis venas.

Tus manos han dejado huella tibia en mi alma
y tus labios encendidos han bronceado mi piel.

Ayer

Ayer me senté junto a mis recuerdos aderezados con tiempo.
Los destellos continuos se escurren entre mis dedos, mi alma
mi cuerpo y mi espacio.
Pegue mi ser al mural vítreo de mi pasado constante, mi presente
esférico y mi sigiloso futuro.
Vi mi vida esgrimiendo burbujas flotantes con diferentes colores y
con variedad de densidades.

un regalo

Gotas de éter estilan por la ventana que se provocó en mi techo.

Crepúsculos azules se reunen en silencio sobre el umbral triste de mi puerta.

Mi cabeza se inclina para sentir el piso frío, gastado.

Mientras mi boca recorre los fonemas para regalarte el sonido más perfecto.

El no lo sabe pero me regalo una estrella

Llegaba a la casa de mis papas era antes de las siete de la mañana, en pants y sudadero, de esos viejitos que la tela es tan cómoda que se ha hecho parte de tu piel, que frío que hacía , la ropa en la que había pensado vestiría ese día, la deje desde el día anterior ahí, con el supuesto de que me quedaría con ellos, pero olvide algo en mi casa y se me cruzo algo importante en el camino, había pasado una noche muy fabulosa, una noche de martes espóntaneo con lluvia, con recuerdos dignos de guardar.
Al entrar todavía estaba algo oscuro, mi hijo aún no estaba listo para el colegio, me dió uno de esos abrazos eternos que se pegan al alma y al mismo tiempo nos dijimos cuanto nos habiamos extrañado. subió corriendo las gradas con esa energía que aún no logro alcanzar, me fui a vestir y me dirigi a la cocina en busca de una taza de café, mi mamá y papa desayunaban acompañados con esa lluvia suave persistente, cuando entro una llamada.
Atendió mi mamá, era su hermana, el tono del monologo que …

madrugada de viernes

Hoy mis pies volátiles dejan huella perceptible en las plumas.
Las huellas se confunden con los sonidos del sendero acuoso.
Los sonidos tienen brillo como argollas recién pulidas por días.
Las argollas tienen extraños usos, me gusta su forma circular.
Circular es la sonrisa insistente que me dibuja el recuerdo de
tus besos incrustados sutilmente en la piel de mi espalda.

lunes 23 de agosto

podría convertir mis besos en viento
mis abrazos en pasos
mi corazón en cielo

quisiera que convirtieras tus manos en piel
tu sonrisa en luz
tus minutos en cada rizo de mi cabello

paseos entre sol y luna

me coloque en la orilla de lo irracional
el viento violento se colaba furioso entre
los pliegues de mis pensamientos
rodeándolos en un abrazo suelto de
adormecimiento consiente

los rayos del sol gritaron desesperados
acrisolaron nuestros labios con sabor a beso
eternamente tibio
la luna creciente gira euforicamente anocheciendo
delicadamente las caricias que nos iluminan en la
oscuridad paciente

sería una locura genuina, pura, sólida, terca
aventurarme a comprender las locuras
emocionalmente divertidas que me llevan de paseo
entre sol y luna

ahora solicito que los días y noches a tu lado
sean giratorias

dos y media

alguna mañana rebelde se convirtió en noche

para probar los ambientes nocturnos

los sonidos oscuros de las madrugadas espesas

y melancólicas que se reproducen sin melodía



soplo su luz para ver si notaba su ausencia

apasionándose en lo que pueden ver las visiones

sin ojos



buscaba acariciar fuertemente con la punta de los dedos

la penumbra obstinada que no cede ni un milímetro

de brillo tenue, que se cuelga victoriosa en la media noche



palpitando, saboreando sin lengua los silencios que trotan

sin rumbo como pasantes de lo irrisorio, bailando en cada

ondulación de los espacios intensos, crónicos

tan permanentes como la noche misma.

huellas

por la madrugada me rebele contra
la [mi] rebeldía desconocida
transparentada

lance una queja escandalosa al horizonte
con objetivo térmico al cosmos

conté unas diez mil veces diez,
respire tan fuerte, hondo y profundo hasta
que me ardieron los pulmones

me tire a escribir como que mi vida
dependía de cada letra tecleada en la hoja
virtual [ tal vez dependa ]

mis huellas dactilares se impregnaron en cada
tecla, evidencia contundente de que se iba
derramando mi corazón desnudo
en un acto fantasioso
tan cercano a la [mi] realidad apasionada

memorias

juego inútilmente entretenido
en la contienda de personalidades
derritiendo momentos pasados

muecas memorables de batallas viajeras
en las tardes sabatinas muy cotidianas
ignorando genuinos regalos intangibles


la despedida efusiva contenía la dosis perfecta
de palabras puñal, conjugadas con montón de heridas
no recomendables en ningún planeta

sin faltar varios cientos de silencios congelados
con apelativos inventados creativamente
por un creativo

piedras

un par de gramos de locura me separan
de saltar en esa cama elástica
subiendo
bajando
aire
piso elástico [no estable]

un par de monstruosos signos de interrogación
tratan de aplastarme al despertarse
me escabullo entre los puntos móviles
y las emociones crueles

un comienzo expuesto [querido]
adormitado
deseado
extrañado
conocido [des]

un final indeseado [inminente]
emocionado
sarcástico
familiar
controlado [des]

sueños que me empujan [me gritan]
debajo del puente
podría estar la transparencia del agua
la entrada unidireccional
salteando la salida


cotidianidades parte dos

en vista de no tener como poder hacer un buen café,
que por cierto aún tengo un paquete sin abrir de uno
de los mejores granos de Guate, que un amigo me
envió desde Cobán, lo cual agradezco desde el fondo
de mi corazón

tuve que hacer un té de canela, porque en las carreras
del medio día del super confundí la de canela con la
de amaretto, llegué al patio de atrás de mi casa

la vida algunas veces parece tan fácil, que dan muchas
ganas de alargar al máximo esos minutos estacionarios
o tener el poder de intercambiarlos a voluntad, por aquellos
momentos fangosos de la vida, en que los minutos nos castigan

estaba divagando en eso mi mente pendiente pero agotada,
mientras me sentaba sobre la grama común, húmeda, aromatizada
a tierra, ambientada a verde naturaleza

quise dejar de pensar por un espacio, las respuestas que saltaban
tan obvias, tan latentes, tan cercanas, vi los árboles de eucalipto
rojo, que poseen esa pequeña y finisima corteza como tela natural
que cae diariamente, con cada milímetro de creci…

cotidianidades parte uno

Me levante muy temprano, bueno para ser día de fin de semana
y para mi apasionado gusto personal por permanecer más tiempo
en mi cama, con las cortinas azules oscuras cerradas por completo
pero dejando una línea de luz en la parte superior de la cenefa,
que es un nombre elegante para el tubo blanco extendible que
improvise "de momento" hace ya varios meses, [años].

Los sonidos que aparecen los fui reconociendo, el viento que hace
sonar a los árboles que tocan insistentes la pared de mi cuarto y
el techo de mi casa; dos o tres pájaros, las chicharras que hacen
que Eli anhele quedarse en casa en lugar de ir a su tiempo
reglamentario de colegio.

Los pasos suaves de algunos con convicciones saludables, que no
hozaran en saltarse los finales de la semana, ni los asuetos; salen
en su acostumbrada caminata diaria, con atuendos adoc, armados con
gorras, minipesas, agua y ipods.

No pueden faltar las carreras que me estresan en forma relajada de
los chavitos de la cuadra jugando chibiricuartas y unos…

permiso

se acabaron los derrumbes autorizadoslas señales de no estacionarse se botaron
quedaron suspedidas las noches giratorias que no alcanzan los días
la migración de los insomnios conocidos cambiose puso en modo de pausa
el panorama horizontalmente curvo se ha mimetizadocon el ambiente verticamente ondulado
es ahora misteriosamente accesible
pero es necesaria una tarjeta electrónica ouna varita mágica

pegaso

trate de girar en reversame encontré cerrando con doble llave,sin llavenombrando lo innombrableconduciendo con pericia una nave ambiguavoy a caballo a trote, [galopa]debo construir un puente obuscar alas

para un cuenta cuentos y mucho más

hoy salí sin haber entrado
reconocí esos destellos antojadizos
en el mundo que es mio

la soledad que me hizo compañia
me entrego un par de botes de colores
acqua, transparentes, espejizos

encontré una obsidiana sólida
brillante, amorfa
peculiar, única

me levante
el universo se topo con mi mente
atrapó mi corazón nuevamente
pacifico mi alma

avanzo en un camino égido
con viento tibio
aroma verde

sin nombre

después de leer por unos minutos
las primeras hojas del medio impreso
de noticias nacionales

sentí una gran duda en la mente,
y una pregunta se construyo de inmediato

esto es un comic de spider o bat man ?

porque esto es una ciudad Gótica y caótica

las violencias se han matizado a fantasiosas
los casos tan absurdamente crueles e inhumanos
oscuros, impensables
compiten con la creatividad de un guionista independiente

las injusticias parrandean desorbitadamente alegres, felices
y dan ganas de cambiarte de mundo,
pero recordé que he visto varios superheroes librando batallas
en diferentes niveles debajo de un mismo cielo

se que algunos han caído
muchos otros aun no han despertado

mis ganas entonces fueron
de que se multipliquen los guerreros con luz...

de los ratones, nubes y quesos

hoy quise creer que el ratón
de los dientes existe

que las nubes más blancas son
de algodón

que un te quiero
puede ser cierto

que el queso
no engorda

que los sueños necios
se cumplen

que si cierro los ojos fuertemente
el dolor se va

que las princesas
no son perfectas

que puedo domar
un par de dragones

que algunos hombres
podrían ser honestos

que el mundo
es un lugar para vivir

que no importa el logotipo
en tu camisa

que vas a estar a mi lado
para siempre

que los besos se conservan frescos
en un frasco de vidrio

que no hay príncipes azules

que los siempres
no se acaban

que ser niño esta de moda

que esta permitido amar

que algunos errores son
aciertos categóricos

que la belleza
no es como la pinta

que las sonrisas son
sinceras

que la luz cósmica
es eterna

que los charcos no son para
atravezarlos
sino para meterse en ellos

que lo oscuro no siempre es malo

que lo feo puede ser bello

que se puede volar
sin alas y sin canabis

que mi corazón esta intacto

que puedo dar vueltas sobre mis pies
un millón de veces sin marearme

que soy una s…

lo imposible

cada risa fingida que escuchaba en la reunión de al ladome hizo darme cuenta de las amenazasdel ambientecuando introduce superficialidadesal punto primigenio de la vida
cual flagelo acostumbradocorrompiendo la esencia de la existencia
es innegable
la escapatoria tenuesemeja una vibra mágica
pero existe

te amo Elias

esa mañana sostenía en mi mano
una simple hoja de papel que
confirmaba
que hacia varios días estaba
formándose en mi
como suceso místico
el pequeño cuerpo que guarda
esa luminiscente estrella contenida
en una vida
que aterrizo en este mundo como
un acierto espectacular del universo

la emoción fue sin medida
aun sin saber la delirante sensacional
que me invadiría cuerpo y alma
al tenerte por primera vez en mis brazos
que se llenaron con ese amor audaz
desconocidamente fascinante

eres la sorpresa más esperada
el regalo más deseado
que la vida a podido brindarme

desde esa tarde de sábado hace seis años
cuando tu grandiosa mirada de esos
mínimos ojos se conecto con la mía
inyectaste una energía cósmica a la que
me aferro
me impulsa
hace que todo sea posible

en ti encontré el amor perfecto
mi alegría permanente
desbordo todo mi corazón en tu vida
sin miedo
porque tu vienes de mi
y yo estoy en ti

no importa cuanto me esfuerce en letras
o frases
no tengo forma de trazar en papel y tinta
lo que eres para mi

Eli, eres el verdader…

algunas sombras

recordé los rincones que no guardaban luzlas sombras que se deleitaban en grabarseen las paredes ahumadassabiendo que no hay permanenciaaun así se deleitan
buscan apasionadamentealgunos muros mohosos, un par de puertas apolilladaspisos polvorientos que debajo tienen un brillo que algunavez fue como un espejosombras largas, cortas, deformes, formando cosas inexistentes,

que permiten un respiro a la imaginación triviala los sueños recurrentes, a las pesadillas espantadas, a los deseos despiertos unicamente en espacios tibios, profundos
palabras tan latentes que poseen una personalidad propiase cuelan entre los intermedios de la sombra-luz
estos y otros sin sentidos amigables, aprendidos, divertidos
me tomaron por sorpresa, tiraron un hilo lejano para seguir, formando un sendero resbaladizo del hoy, invitandome a subirme, empujarme, dejarme, interesarmedisfrutar los principios de lo que podria ser para siempre,
como lo piensa la sombra perfecta que se pasea sobre el rincónafirmando que para s…

té de amaretto

esa media mañana soleada por fuera
oscura hacia adentro
lluviosa en la mente
escuche de tus labios letras filosas
el corazón busco refugio en el
razonamiento aprendido
en las lógicas universales
sumergido en un tiempo neutro

anoche despertó
al sentir el tono intenso
de las palabras de tu voz
corrió emocionado a la primera fila
con cada frase se aceleraba al punto
de empujar mi piel hacia afuera
quemándola fuertemente sin control
dudaba que se quedará en su lugar

hoy trato infructuosamente de regresarlo
al refugio conocido
la luz es muy cortante, cegadora,
no me deja respirar ni pensar
se que eso tiene un nombre
me niego a mencionarlo
ni siquiera a deletrearlo
eso no hace que desaparezca
solo es una pantalla opaca que me
da la sensación de no ser vulnerable
al recuerdo de tu voz que me conduce
a las caricias de tus besos

tregua

caminando sin notarlo atrapada en lo que sigueconteniendo el llanto secote sentí como ráfaga en mi espaldavolteándome en la distanciate reconocí súbitamente
fue el silencio más
estruendosolas miradas penetrantespor ese instante etéreopude bajar mis armaspude sentir sin tocarteel calor más intenso
ya el tiempo no se cuentano hay aroma en las palabrassolamente el momento desafiante de tu presencia junto a la míay la valía del instante