otro

hoy te vi y reconocí tus ojos,
escuche el timbre de tu voz
vi el color de tu piel y
por un instante largo
simplemente me engañe

porque si eras tú,
pero no el tú de mi corazón
de mi realidad, de mis sueños
de mi sillón, de mi cama
de mis pasados y de mis futuros

te vi y tus ojos no tenían
el tono chispeante en la mirada
que atrapaba y podía
traspasar mi alma, violeta

tu voz no tenía el sabor dulce
en las palabras que
impregnaba de alegría mi espíritu, azul

tu piel no brotaba el calor radiante
que envolvía, acariciaba y se
moldeaba en todo mi ser, rojo

tu presencia absoluta no provocaba
ese estremecimiento único e inmediato
en todo mi cuerpo, turquesa

se que eres tu, los gestos, las frases,
tu rostro, tu ropa, tu cuerpo,
tus manos, tu imagen, tu cuchara,
eres un tú

pero me confunde el tiempo, la distancia,
la temperatura, el horizonte, el sonido,
las rocas, los presentes, la mesa,
las grietas, las puertas, la lágrima,
la pregunta, lo caminado,
la nube, la falta de color


es un reflejo a medias
mi mente lo cree parcialmente
pero mi corazón asegura irrefutablemente
que lo que fuiste
no eres más

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega