de brillar y de regresar

anoche,
en mi banca favorita
acompañada de un ambiente casi perfecto
no hacia mucho frío a pesar de ser media noche
no hacia tanto calor aun estando en un interminable
verano

cielo despejado adornado por varios
puñados de estrellas resplandecientes
y 2 o 3 constelaciones colgadas que alumbraban
mi rostro y mi corazón

la melodía ruidosa de los grillos y chicharras que se
quedaron trasnochando esperando alguna sorpresa,
junto al viento inocente que jugaba armoniosamente
con las ondulaciones de mi cabello para luego
retirarse hacia los cipreses, encinos y pinos
que me encanta ver desde el marco
sin vidrio de mi patio

después el viento tomo el rumbo directo hacia el fondo
del bosque que a cada minuto esta muy
pendiente de mi casa,
la rama de un pino se asoma a curiosear por mi ventana,
mientras los eucaliptos rojos han decidido ser los fieros
guardianes de mi techo

mi pedacito de naturaleza me recuerda apacible y
misteriosamente junto con el aire tan puro que
respiro
profundo
conjuntamente con las mariposas
multicolores,
que soy poseedora de un privilegio
mágico,
energizante
en el cual en forma muy poética
se mezclan los verdes que llenan y se impregnan
en mis ojos para trascender dentro de mi alma

los aromas naturales que se adhieren a mi nariz
buscando mi interior para dejar una marca en mis
pulmones

los sonidos perspicaces de los árboles,
aves, insectos
que no pierden la gran oportunidad
de dejar su huella en mi mente y
que baje a mi corazón

descubrí que mientras me atormentaba en un histórico
pasado con matices des iluminados,
mi pedacito de naturaleza seguía allí
con el reconfortante sentir de su belleza,
con su luz tranquilizante y sabia,
entonces mi corazón junto con mi boca
rieron muy largamente,

observe que las hojas se balanceaban
por el viento que había comenzado a travesear con
los árboles,
algunas hojas cedieron a su travesura
algunas ramas poco les falto

ahora mi cabello se agita fuertemente
al mismo tiempo que todo mi ser se estremecía
mi pino favorito el cual sembré hace años,
sabe que no hay secreto
el sabía poderosamente que regresaría a mi
el tiempo de armonía casi integral
tranquilidad cautivante

así como las flores hermosas que sobrevivieron a los
cambios abruptos y fatales del clima
conocen, me animan diciendo:
la alegría podrá llegar a un nivel mayor

ahora el viento regreso con dulzura atrevida,
roza suavemente mis mejillas
y a penas si toca 2 rizos de mi cabello
se dirige hacia afuera a posarse en el
encino viejo y como regalo deslumbrante,
mi pedacito de naturaleza
me permite volver a ver
8 destellos intrépidos de
2 luciérnagas brillantes

Comentarios

  1. Eso Silvita!!! No solo me encanta tu forma de escribir, la escencia del mensaje de este en particular, me cautivó!!!
    Actitud amiga, como bien lo expresan tus flores: "La alegria podrá llegar a un nivel mayor"...

    ResponderEliminar
  2. Tranquilidad apacible que envuelve tu ser y tus pensamientos... que hace cosquillas a tu alma para que disfrutes de tu "pedacito de naturaleza"....

    ResponderEliminar
  3. Los sonidos no son perspicaces pero tú los volviste de repente perspicaces con la magia de la palabra que emanó después que se fueron las dos luciérnagas. Me encantó leerte-

    ResponderEliminar
  4. gracias por leerme!! eso me encanta a mi!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ciega