algunas sombras

recordé los rincones que no guardaban luz

las sombras que se deleitaban en grabarse

en las paredes ahumadas

sabiendo que no hay permanencia

aun así se deleitan


buscan apasionadamente

algunos muros mohosos, un par de puertas apolilladas

pisos polvorientos que debajo tienen un brillo que alguna

vez fue como un espejo

sombras largas, cortas, deformes,

formando cosas inexistentes,


que permiten un respiro a la imaginación trivial

a los sueños recurrentes, a las pesadillas espantadas,

a los deseos despiertos unicamente en espacios tibios, profundos


palabras tan latentes que poseen una personalidad propia

se cuelan entre los intermedios de la sombra-luz


estos y otros sin sentidos amigables, aprendidos, divertidos


me tomaron por sorpresa, tiraron un hilo lejano para seguir,

formando un sendero resbaladizo del hoy,

invitandome a subirme, empujarme, dejarme, interesarme

disfrutar los principios de lo que podria ser para siempre,


como lo piensa la sombra perfecta que se pasea sobre el rincón

afirmando que para ser sombra hace falta tener luz

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega