madrugada de viernes

Hoy mis pies volátiles dejan huella perceptible en las plumas.
Las huellas se confunden con los sonidos del sendero acuoso.
Los sonidos tienen brillo como argollas recién pulidas por días.
Las argollas tienen extraños usos, me gusta su forma circular.
Circular es la sonrisa insistente que me dibuja el recuerdo de
tus besos incrustados sutilmente en la piel de mi espalda.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ciega