Historia

Hoy hice un reconocimiento mental del campo de
batalla de nuestra caduca historia.
El recuento de los daños es considerable, el número
de bajas se ha estancado, mientras el tiempo pase
o nosotros pasemos por él, todo se volverá como
un fotografía en sephia mal tomada y desenfocada.
Pero el galardón que tu y yo compartimos, supera
nuestra inteligencia, nuestros sueños, estupideces
e incensateses, es un privilegio que día con día me
inspira a dar gracias por la gran ocurrencia de haber
empezado ese medio día una historia compartida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega