Vi tus ojos sin promesas para los mios,

pero con una chispa reconfortante de

silencio, se siente como un abrazo de

madrugada luego de una semana de

días gélidos y grises.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega