Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011
Aún no sé si esas llamadas verdades flotantes por años siguen siendo verdades, siguen siendo flotantes, siguen siendo llamadas. Seguiran siendo transitorias y ocacionales? Se tranformaran en falsedades verdaderas o verdades a medias? Día tras día circularon esas verdades enseñoriandose de los  momentos, señalando caminos, señalando destinos, señalando a los distintos y señalando a los instintos. Hoy me pregunto si las verdades son verdaderas por el simple hecho de nos ser falsedades? Eso les dará el  derecho a ser verdades? Quien determina la falsedad y la verdad?
" se prohibe romper sueños, solo se permite cambiarlos de tiempo "
El miedo sabiamente se escondió detrás de algunas palabras que dibujan sombras. Algunas palabras se guardan hasta la muerte lo que en realidad significan detrás de las letras. Las letras delineadas por las manos consientes, sirven de conductos de los más profundo del alma. El alma reacciona a los impulsos de la memoria, del color de los recuerdos y del roce de los silencios  que se aparecen por momentos.

sentir sin verso ni prosa

Si la felicidad esta condensada en pequeñas cotidianidades, si el amor vive en una dimensión fuera del tacto material, si la eternidad está en la permanencia de la esencia universal, si cuando dejemos esta vida viajaremos sin este tiempo que nos aprisiona, sin materia que nos esclaviza. Cobra sentido apasionarse por lo trascendental, vivir más allá de un día terreno, amar los segundos al lado de quienes nos acompañan en este viaje transitorio y mientras mantenemos los pies sobre este suelo,  el corazón debe bailar por los cielos de  los cielos, sin buscar sentido a lo que simplemente no lo tiene.

Mientras las palabras sueltas recorren la sangre carmesí tibia y apasionada,
los vientos gritan con fuerza nombres olvidados de héroes desconocidos.
Mientras los segundos queman los recuerdos de momentos perdidos,
las miradas batallan por recuperar la esencia de lo perdido y olvidado.

boca

Sobre el aire hoy encuentro las palabras que salieron
sin rumbo pero con nombre y con sabor a canela.
El sonido del insomnio me susurra al alma que las
palabras expulsadas jamás retornan, nunca mueren,
no pueden ser atrapadas y es imposible borrarlas.
La noche me mira de reojo, me observa lentamente
y finalmente me recuerda que los besos regalados,
robados, compartidos e inventados son como las
palabras que han salido de la misma boca con sabor a maple.
Guardo mis palabras y mis besos, deberé administrar una u
otro dependiendo la ocasión.