Noche

Esperaba que llegarás de entre la oscuridad a rescatarme de mis
propias emociones amontonadas y disparejas. Necesitaba que 
fueras mi héroe nocturno que me salvara del feroz tornado de 
sentimientos que me atormentaban. Hace muchisimo tiempo que
aprendí el delicado y efectivo arte de llorar sola, pero deseaba
transgredirlo a tu lado. La gravedad le gano a mis párpados, las
chicharras expectantes no dejaban su sinfonía, mientras mis oídos
anhelaban el sonido de tu presencia, el aliento de tu voz y la magia
gradual de tus brazos, que nunca se presentaron esa noche.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega