sueños que hablan

Los viejos sueños me dijeron:

No hay mucho tiempo y estamos cansados de ir de 
una maleta a otra.
No estamos de acuerdo en quedarnos encapsulados
y que nos vean desde lejos.
Sabemos que fuimos perseguidos, que trataron de
eliminarnos, hubo dolor y lluvia vertiginosa nos
empañaba.
Pero estamos vivos, aprendimos a escudarnos en la
olvidada pared de la esperanza.
Aun tenemos miedo, aun sentimos frío en las largas
noches, pero estamos intactos y buscamos tus manos
tibias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega