Hoy recordé el espacio mágico que nos rodeaba,
quedo suspendido entre miles de días que forman
la mitad de nuestras vidas.
El encantamiento de aquel beso de madrugada,
aun logra cerrar mis ojos al traerlo a mi memoria,
preámbulo de un desfile de primeras veces.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega