luna

Jamás estuve tan segura de mi, como cuando vi
mi reflejo sobre el charco de pavimento agrietado.
Mientras la luna se ríe en silencio botando estrellas
sobre mi rostro, unas se quedan pegadas y otras
se desvanecen en el agua, pintándola de luz.
Hoy la noche no empaña mis ojos, hoy la noche
ilumina mi mirada con el azul del cielo del día que sigue.

Comentarios

  1. "la luna se ríe en silencio botando estrellas
    sobre mi rostro"

    No hay nada peor que una luna que se rie
    todo el mundo cree que uno está demente
    y no hay nada mejor
    que estarlo :)

    ResponderEliminar
  2. asi es: la locura es una genialidad!!! saludos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ciega