Mañana cuando despiertes,
el aire con aroma a recuerdo
te traerá a la ventana los
abrazos impregnados con mi ser,
los que tan facilmente buscan
acomodarse a tu cuerpo.

Cuando por las noches descanses,
los sonidos de tu memoria llevaran
hasta tu cama los besos largos que
susurran a tus labios los deseos de
mi cuerpo.

Solo recuerda que cada día o noche,
algo de mi se ha quedado dentro de ti
y me permite ser más yo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega