Reloj de pulsera

Recuerdo ahora el pequeño reloj de pulsera negra.
Los minutos se escapan debajo del cristal azul rajado.
Las ganas de sentirte despacio debajo de la piel se
mezclan con el tiempo que corre sin final.
Podría guardarme en la boca algunos segundos más.
No tengo cadenas en las manos, tampoco en el corazón.
Pegar mis labios a los tuyos para siempre nos daría alas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega