Vistazo

Escucho cada una de tus palabras en silencio con una sonrisa muy parecida a la felicidad.
El viento allá afuera se arrepiente de azotar con tanta severidad la cortina de mi ventana.
Mi vista esta fija tratando de escapar un poco cada día del turbio brillo de tu presencia.
Quizás solo debo esperar que por pequeños espacios eternos desaparezcan tus recuerdos.
Allá en el cielo cubierto de noche sin estrellas me observa el tiempo fascinado con mi rostro.
Y acá en medio de mi vida te doy un empujón hacia el futuro que tiene un solo asiento.
Talvez en algún camino de aquellos recorridos sin zapatos se haya quedado despierto uno
de los sueños no terminados de soñar. Talvez aún se pueda pescar en este presente la
combinación armónica de aquella vida sin vivir y la sombra de la vida por vivir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega