Uno solo

Sucede que cruzamos por esta vida una sola vez. No hay tiempo para tener miedo. No hay tiempo para guardarse las palabras.
Nos encontramos a un solo primer amor, nos tropezamos con un solo amor de la vida.
Algunas veces el destino se sonrie por un lado, y resulta que ambos amores son el mismo. 
Y otras veces el destino bromea en nuestra cara, y nos salva de esa coincidencia de amores.



Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega