Cuando despierto en medio de la noche. Sigo escuchando en el interior de mi oido el murmullo clásico de los sueños tibios. Esbozo una mueca de tranquilidad y un pequeño suspiro se escapa por mis labios. Puede ser que por un momento mi pensamiento me reconforte. Al comprobar que aun sueño, cuando me duermo y cuando me despierto. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ciega