Entradas

Mostrando entradas de septiembre 14, 2010

Pino sin nombre

Hoy vi tu nombre en un sobre manila de papel reciclado,
no de los que son de color beige claro, sino de esos que
son color café madera.

Pudo ser que las letras, el papel o el color me hicieran
recordar la corteza gastada del pino alto, viejo y vertical.

Ese pino que tenía una historia oculta en cada anillo que
sentí con mi mano extendida el día en que lo cortaron con
esa motosierra estridente oxidada, vieja y gastada.

Cuando los cimientos de la casa que habitamos llego a
invadir la tierra rica en barro, ese mismo árbol que nunca
nombramos, pero que hoy me arrepiento de no poder llamarlo
con un nombre propio; y solo recurro al genérico de "pino", nos
llevaba miles de días, millones de minutos de ventaja en
el tiempo y espacio.

Parecía que el pino sin nombre era eterno, imponente en
altura, veía al sol antes que los demás arboles, las gotas se
depositaban en sus ramas, como bailarinas primogénitas de
la lluvia, el verde brillante impactaba la vista y alegraba el alma.

Un día aún sien…